Sevilla (3): El parricida de Dos hermanas encargó coronas de flores antes de matar a su familia
05/03/2013 versión para imprimir

 

Los vecinos de la calle San José de Dos Hermanas (Sevilla) continúan hoy conmocionados por este trágico suceso en el que Luis Miguel Briz, de 34 años de edad, ha acabado con la vida de sus padres y su hermana en el domicilio donde residían los cuatro. Aseguran que se trataba de «una familia normal», de «un nivel medio alto», que vivía en esta calle de la localidad nazarena desde hacía años. Nadie escuchó ruidos ni voces, por lo que muchos de ellos se han levantado esta mañana sin conocer aún lo que había ocurrido.

 

Algunos vecinos apuntan a que días antes habían visto al presunto asesino en la calle «dando voces y hablando por teléfono como loco». Aseguran que llegó a lanzar amenazas, pero que «nunca iban contra nadie». Otros explican que la Policía Local había tenido que venir «más de una vez» hasta el hogar por altercados en el interior del domicilio. Según el testimonio de un vecino de esta calle, era una familia con la que «no tenían relación alguna», ya que la puerta de la casa siempre estaba «cerrada».

 

El alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano (PSOE), ha manifestado que tanto el ahora detenido como su hermana contaban con estudios universitarios. Ella era abogada y él cuenta con «un coeficiente intelectual superior a la media». Toscano ha explicado también que el presunto asesino padecía un trastorno mental, que podría tener un origen genético.

 

Encargó tres coronas de flores

El presunto parricida de Dos Hermanas (Sevilla) había preparado el crimen con premeditación hasta el punto de que encargó tres coronas de flores en el establecimiento "La Huerta Palacio" para su madre, su padre y su hermana, a los que apuñaló en el domicilio familiar.

 

Un vecino de la zona ha contado a los periodistas desplazados hasta el lugar del crimen, en la céntrica calle San José, que una vez cometido el crimen el pasado jueves envolvió los tres cadáveres en mantas, durmió en la casa y al día siguiente por la tarde acudió al juzgado para confesar el crimen.



Reservados todos los derechos. redfeminista@redfeminista.org -
Politica informativa
© Red Estatal de Organizaciones Feministas contra la Violencia de Género, 2006.